m.semana.com
Aplicación Móvil Semana.com

Usted está en: Nación

Compartir: Facebook Twitter

Petro ve fallo en su contra en la Procuraduría

El alcalde de Bogotá habla con Semana.com sobre su proceso en el Ministerio Público.

Petro ve fallo en su contra en la Procuraduría. El alcalde de Bogotá espera la decisión de la Procuraduría.
El alcalde mayor de Bogotá, Gustavo Petro, está preocupado por la decisión que hará pública en los próximos días la Procuraduría General de la Nación. “Sí veo un fallo en contra”, le dijo el mandatario a Semana.com un día después de que el organismo de vigilancia cerró la etapa de pruebas del proceso por el caos de las basuras.

La investigación surgió a partir de más de 100 quejas radicadas ante el ente disciplinario por parte de ciudadanos, políticos y defensores de los derechos ambientales. Los reclamos motivaron a la Procuraduría a realizar una investigación por la ‘abrupta’ forma en la que fue cambiado el esquema de recolección, barrido y limpieza de la capital.

Un grupo elite de investigadores de la Procuraduría se desplegó por Bogotá en los días del caos para analizar circunstancias ambientales, sociales y administrativas, que fueron las consecuencias de la decisión del alcalde.

Dentro de las pruebas que tiene la Procuraduría y que practicó durante cuatro meses, se destacan aspectos como “la falta de planeación y un presunto detrimento patrimonial por la cancelación de los contratos a los operadores privados de recolección de basuras y la contratación de volquetas para el esquema de recolección de desechos diseñados por la Administración Distrital”.

Petro no ve el panorama muy claro porque su abogado, según denunciaron el jueves anterior, ni siquiera pudo acceder al material probatorio, cerca de 3.000 folios, para estudiarlo en un plazo razonable.

¿Usted cree que hay una persecución de la Procuraduría a su gobierno? “Los hechos hablan”, responde Petro. Lo dice quizá porque hace tan solo 20 días la entidad le dio un golpe de gracia a su gobierno al destituir e inhabilitar fulminantemente a su secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla.

En este caso, el Ministerio Público consideró grave falta haber tenido la condición de concejal, en el 2011 y posteriormente también ser el director de la UAEPS al tiempo que ejerció como abogado en una demanda contra el Distrito.

¿Y quiénes están detrás de una eventual destitución suya? “La mafia y la extrema derecha violenta”, responde el alcalde. ¿Y quiénes son esos?, se le inquiere. “Le llamo mafiocracia, pero es lo mismo que denuncié durante la última década en el Congreso”, asegura.

Aunque Petro no precisa la respuesta, su último trino, publicado el jueves pasado, podría aclarar el asunto. “Ciegos los asistentes de cócteles de contratistas a las posibilidades de la paz, la supeditan a su puro interés particular oscuro”.

El alcalde dejó entrever en Semana.com y en algunos de sus mensajes vía Twitter que hay un sector que no quiere la paz con sus amagos de destitución. “Primero van por Petro, luego (Juan Manuel) Santos y adiós paz”, remata el alcalde.

¿Usted cree que todo lo que hizo su gobierno en el tema de basuras estuvo perfecto? “Nada es perfecto”, reconoce Petro. “Pero es el punto de quiebre de la falsa tesis de garantizar un derecho sin la presencia del Estado. Es el punto de quiebre de una cultura: la del derroche y el desecho por la de la autorregulación y el reciclaje”, concluye el mandatario.

¿Cree que la Procuraduría no entiende la premisa del respeto por los derechos? “No la entienden”, dice el mandatario y resalta que "viene un golpe que es evitable a partir de la resistencia democrática".

Hoy, en el despacho del Palacio Liévano se siente el temor de que una destitución puede venírsele encima al alcalde.
BUSCAR:

Nuestras Publicaciones