m.semana.com
Aplicación Móvil Semana.com

Usted está en: Deportes

Compartir: Facebook Twitter

Colombia y Brasil dividen honores en un partido para la historia

Por César Alberto Moreno V, redactor Semana.com

Colombia fue un digno rival para Brasil en un partido histórico para los pentacampeones del mundo. El encuentro fue intenso, disputado y de una gran técnica por parte de los dos equipos.

Colombia y Brasil dividen honores en un partido para la historia.
Una selección Colombia incisiva y un Brasil que mostró por qué es pentacampeón del Mundo, brindaron un emocionante partido a los asistente al MetLife estadio de Nueva Jersey. Juan Guillermo Cuadrado fue la gran figura de un partido que amplía las esperanzas de Colombia de llegar al mundial de Brasil 2014.

El partido fue emocionante de principio a fin, tanto así que del minuto 3 al 25 se produjeron más de seis ocasiones de gol entre ambos equipos, sin embargo, la más clara se dio al minuto 31 cuando Kaka, uno de los jugadores más destacados del primer tiempo, estrelló el balón en el horizontal de la portería defendida por David Ospina.

El partido de ida y vuelta, recibiría el primer gol al minuto 42 luego de un desborde de la gran figura de Colombia, el lateral, Juan Guillermo Cuadrado que remató al palo derecho de Diego Alves que toco el balón pero no pudo evitar el gol.

Para el segundo tiempo, Brasil inquietó desde el primer minuto, pero Colombia respondió con una jugada colectiva al minuto 50, luego de esto el partido entraría en una dinámica de ida y vuelta, con constantes llegadas para los dos seleccionados.

En medio de esto al minuto 63, una genialidad de Neymar que, después de sortear a Aquivaldo Mosquera, definió con una gran calidad al palo izquierdo de Ospina. El ímpetu del partido no bajaría hasta que al minuto 78 el arbitro decretó un penalti a favor de Brasil.

Pero cuando se creía que los verde amarillos se llevarían la victoria Neymar cobró al mejor estilo de Sergio Ramos y elevó el balón varios metros sobre la portería de Ospina.  Después de esto los equipos no se agredieron más y esperaron el final.

En resumen Brasil se lleva un empate para la historia en su partido mil y Colombia reconfirmó que su vuelta al primer nivel del fútbol mundial es una realidad, del mismo modo conservó el invicto que sostiene desde los últimos tres partidos eliminatorios, donde marcha tercero.

La selección de esta manera cierra un año espectacular que deja bastante alegrías para una afición que sueña con volver a un mundial luego de dieciséis años.
PUBLICIDAD
BUSCAR:

Nuestras Publicaciones